Reduce un 45% el tiempo de construcción con el uso de estructuras de acero - South Baja Constructora

Reduce un 45% el tiempo de construcción con el uso de estructuras de acero

17 diciembre, 2018

Gracias a su versatilidad, el acero es uno de los materiales constructivos más utilizados ya sea en acabados o como elementos estructurales. Entre sus múltiples beneficios podemos mencionar su alta resistencia, ligereza de la edificación, durabilidad y reciclaje. […]

Read More…

Gracias a su versatilidad, el acero es uno de los materiales constructivos más utilizados ya sea en acabados o como elementos estructurales. Entre sus múltiples beneficios podemos mencionar su alta resistencia, ligereza de la edificación, durabilidad y reciclaje. El acero estructural consiste en la aleación de hierro, carbono y pequeñas cantidades de otros elementos como silicio, fósforo, azufre y oxígeno, lo que le da sus características para este uso en específico. El acero laminado en caliente, fabricado con fines estructurales, puede moldearse en una variedad de formas y tamaños sin cambiar sus propiedades físicas.

Al utilizar este material se optimizan los tiempos de construcción. Esta característica nos permite que mientras se realiza la cimentación, las estructuras pueden fabricarse al mismo tiempo, por lo que nos da la posibilidad de avanzar en forma simultánea reduciendo el tiempo de ejecución de la obra en hasta 45% en comparación con los sistemas comunes.

El acero estructural tiene un peso entre 6 y 10 veces menos que otros materiales, pero debido a los componentes que se le añaden a la construcción, la reducción de la carga es de poco más del 30% comparándolo con los materiales tradicionales. Aunado a esto sus propiedades no cambian con el tiempo como las estructuras de concreto reforzado ya que su ductilidad le permite soportar grandes deformaciones sin fallar bajo altos esfuerzos de tensión evitando así  fallas prematuras.

Posee una gran facilidad y rapidez para su montaje y la unión de sus partes por medio de varios tipos de conectores como soldadura, tornillos y remaches. El hierro es un material con alta resistencia mecánica, es muy maleable y se puede transformar en tamaños y formas indefinidas sin comprometer la seguridad de la edificación.

Sabemos que el desperdicio de materiales en cualquier construcción es bastante considerable en obras de hechura convencional, así que la solución para aminorar estos residuos es economizar en la estructura y utilizar materiales prefabricados. Se consigue así optimizar todo el proceso de producción con un mejor aprovechamiento de los materiales, servicios y reduciendo a en gran medida los índices de desperdicio. La construcción con acero garantiza escasos niveles de pérdida lo que se logra elaborando un plan previo, optimizando cada material y sus interfaces a fin de garantizar el mejor resultado para la obra en su totalidad.

El periodo de vida útil de las edificaciones con estructura interna de acero es sumamente largo, la materia prima es producida por acereras de calidad garantizada, con un número muy bajo de variables a controlar; esto hace que las estimaciones de la durabilidad sean mucho más fáciles y confiables que las de otros sistemas más complejos y con un mayor número de mecanismos de deterioro como los colados de concretos hechos en obra. Si el mantenimiento de las estructuras de acero es adecuado, el inmueble se mantendrá intacto indefinidamente.

Al finalizar la vida útil de la edificación, el desmontaje de las estructuras es fácil y rápida. La reutilización del acero implica principalmente remover los residuos adheridos para luego fundirlo y volver a forjarlo. La nobleza de este material permite que se recicle cuantas veces sea necesario sin perder su calidad y resistencia.

Es por ello que cada vez más se elige el acero estructural para las edificaciones, ya que si bien se obtienen diferentes beneficios para la industria de la construcción, la arquitectura e ingeniería, pero sobre todo es para el medio ambiente en donde más podemos percibir sus beneficios. Actualmente a nivel mundial el 80% del acero es reutilizado, convirtiéndolo en el material más reciclado con aproximadamente 500 millones de toneladas anuales, evitándose la emisión de 700 millones de toneladas de CO2 al ambiente, y ahorrando el equivalente a la energía requerida para 110 millones de hogares. Esta práctica disminuye un 70% el consumo de energía en su fabricación. Por cada tonelada de acero reciclado se ahorra tonelada y media de hierro, así como 500 kilogramos de carbón, además de reducir un 40% el consumo de agua en su manufactura.

Como podemos ver, el acero es uno de los materiales constructivos que mayores beneficios tiene, por lo que a la hora de planear algún tipo de construcción, es recomendable tener en cuenta los pros y contras de los materiales que deseas utilizar.

En South Baja te ayudamos en tus proyectos, analizamos y recomendamos los recursos que mejor se adaptan a tus necesidades y presupuesto. Ponte en contacto con nosotros, un asesor te atenderá inmediatamente.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,